CREA TU CAMINO O CONVIÉRTETE EN UN FANTASMA

Hace unos tres años, un amigo accedió a ser el lector 0 de una novela que tenía recién terminada. Por no llamarme mentirosa, diré que no es del todo exacto, puesto que, antes de plantearme que una persona la lea, la dejo descansar, la dejo dormir. Ella, tras escribir yo la palabra fin, necesita encontrar su camino; tiene un montón de emociones concentradas, ha vivido de manera intensa y en un breve periodo de tiempo. Para los autores puede parecer tiempo el dedicarle seis meses o un año a escribirla, pero, para nuestra obra ¡es su vida entera! Así que hay que dejarla dormir. Después de su siesta nos contará todo lo nuevo que necesita. Llamarlo consejo o recomendación, recordad que está escrita, no intentéis que el proceso de pulido sea reescribirla. Ese no es el camino, si su camino se ha realizado de manera correcta. Si la hemos escuchado y sentido corregiremos lo justo y necesario. ¡Dejad esa coma maldita de una vez! Me entendéis todos quienes habéis vivido o estáis viviendo el proceso...
Retomo, ¿recordáis a mi amigo, el lector? A veces a los amigos los carga el diablo. Bien, allí sentados tomando un café, espero que fuera un café, o quizá no lo era, y por ello,  divagaba tanto. O era mi mente la que estaba centraba en llegar al momento, dime qué piensas o calláte. Venga, el mundo puede acabarse en cualquier momento. ¡Quiero que me hables de mi obra! (histeria de escritora, o al menos, mi histeria). Bien, después de millones de horas después, no se le ocurra otra que decir: 
-Me has sorprendido... Pensaba encontrarme con Isabel Allende y sin embargo, ahí estabas tú. Un estilo nuevo y diferente...

El resto del discurso os lo ahorro, ¿me lo permitís, no? Éste debe de ser el objetivo, el camino propio, de lo contrario os convertiréis en fantasmas. ¿Queréis ser Isabel Allende? Tal vez, ¿Stephen King? ¿Barbara Wood? Lo siento. Debo daros una mala noticia. Seréis fantasmas, sus fantasmas. Nadie quiere que os convirtáis en otra persona, porque ellos/as ya existen. Vosotros tenéis mucha riqueza creativa, ¡descubridla y sacadla! ¡Dejad que el mundo os conozca!
Yo puedo poner mi granito de arena a través de mi taller donde he volcado todos mis conocimientos. Vosotros/as haréis el trabajo final materializando vuestro sueño y creando vuestro camino.

Ainhoa Sagarribai Martínez (17-4-1974, Gipuzkoa). Resido en Vitoria. Estudié Periodismo en la Universidad del País Vasco. Escribir y leer son mis grandes pasiones. Brindo asesoramiento y coaching para empresas, organizaciones e instituciones, y además ofrezco apoyo personalizado para conseguir objetivos y alcanzar metas.

Comencemos a trabajar

Contacto
Ainhoa Sagarribai
688 771 623
Vitoria, España